Merbilhaa, Margarita

Fecha del testimonio: 
1998-10-28
Referencia: 
Juicio por la Verdad de La Plata

En la ciudad de La Plata, Capital de la Provincia de Buenos Aires, a los 28 días del mes de octubre de 1998, hallándose reunida la Cámara Federal de Apelaciones del circuito, encontrándose presentes el Señor Presidente, Dr. Leopoldo H. Schiffrin, y los Señores Jueces Alberto R. Durán y Julio V. Reboredo , con la asistencia del Secretario Actuante, y dejándose expresa constancia que también se encuentran presentes el Sr Fiscal General ante la Cámara, Dr Julio Amancio Piaggio, el Sr Defensor Oficial, Dr Ricardo Alberto Gonzalez, en representación de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Plata, los Dres Claudio Abalos y Elizabeth Rivas, comparece una persona previamente citada a quien en este acto se la impone por secretaría de las penas con las que la ley castiga el falso testimonio de acuerdo al art. 275 del Código Penal (conforme art. 295 C.P.M.P), quien seguidamente presta legal juramento de producirse con veracidad en todo lo que supiere y le fuere preguntado. Interrogado por sus circunstancias personales manifiesta llamarse Margarita Merbilhaa, ser de nacionalidad.argentina, de 27 años de edad, de estado civil casada, con profesión u ocupación docente, quien se domicilia en la calle................................, acreditando su identidad mediante .............. N° ........................ , haber nacido el día 12 de abril de 1971, en la ciudad de ........................ , Provincia de ........................... , resulta ser hija de Jorge Latrubesse y de María Dora Nuñez - Acto seguido se le entera de las generales de la ley, las que explicadas manifiesta que le comprenden. A continuación se le entera del contenido de esta causa y el señor Presidente manifiesta que el hecho de su presencia -porque esta no es una citación- es para referirse a dos situaciones distintas: una, la desaparición de su padre y, la otra, la desaparición de su tío. Sobre estos dos casos tenemos algunos datos aportados por el padre, su abuelo, que son escasos y fragmentarios, por lo que, en alguna forma, necesitamos una ampliación. Entonces, lo que queremos es recibir la información de que usted disponga, a fines de completar el caso.
Sra. MERBILHAA. - Quiero aclarar que hice una presentación ante el Consulado Español en Buenos Aires y el caso de mi tío está entre los 1.500 casos que trató el juez Garzonio. Con respecto al secuestro de mi tío fue el 13 de mayo de 1977 en la ciudad de Sarandía en la calle Espum y la numeración consta la declaración de mi abuelo. Mi abuelo se enteró al día siguiente que ocurrío el secuestro. A partir de ahí mi abuelo empezó a hacer investigaciones por su cuenta y las primeras averiguaciones hace ante el coronel Rospide que conoce a un hermano del Luis Benitez. Mi tío que era médico lo había atendidio en el Instituto Médico Plantense cuando había habido una bomba en la jefatura de Policía. Entonces se había un brazo y este hombre estaba agradecido con mi tío. Mi tío enseguida lo fue a ver. Al día siguiente cuando fue mi tío con mi abuelo le dijeron que era un caso perdido, que diera a su hermano por muerto. Después mi abuelo estuvo en contacto con el coronel Raúl Waldes y con el mayor Guglielminetti alias mayor Guastavino, entonces fue a preguntar por mi tío. Ahora me tengo que remitir al caso de mi padre. Mi tío fue con Guglielminetti y lo fue a hablar a mi abuelo a Mar del Plata. Le presentaron a una mujer que según mi abuelo se llamaba Elvira Arguindegui y vivía al lado de la Comisaría 1era.de Mar del Plata. Le dijo que se encontraba en Trelew donde mi abuelo podía mandar cartas y a cambio de eso le pidió dinero por esa información. Mi abuelo en varias cartas le iba relatando a mi mamá, que por ese entonces estaba en Francia con nosotros, le iba relatando los pasos de la investigación y que sino contestaba las cartas era porque se iría al sur y de ese modo que estuviera preparada para ir a buscarlo. Porque Guglielminetti le había dicho que tío estaba en el sur. Cuando mi abuelo fue a ver para preguntarle por mi tío empezó a preguntar si había un departamento que estaba a nombre suyo. Este departamento estaba ubicado en Vicente López en la calle Venezuela y cuyo número consta en la documentación presentada. Ahí habíamos vivido mis padres, mi hermano y yo. Habíamos dejado ese departamento que había sido allanado entre julio y septiembre de 1976. El 14 de setiembre de 1976 lo secuestraron a mi padre.
Dr. SCHIFFRIN.- ¿Dónde lo secuestraron?
SRA. MERBILHAA. - En Villa Devoto, en Buenos Aires. En esa circunstancia no estaba en su domicilio y se presentó personal del Ejército que se lo llevó. Durante el transcurso de 1976 un poco antes de setiembre y hasta diciembre mi hermano y yo vivimos en la casa de la abuela materna en la calle 53 N° 466. Esa casa fue allanada varias veces. Por lo menos tres veces por lo que pude averiguar en mi familia del departamento y Vicente López y la casa de mi mamá. Primera eran pocos después, eran muchos yo recuerdo uno de ellos, era muchos militares. En aquel momento mi abuelo paterno y mi tío paterno lograron comunicarse a través de un primo de ellos, que consiguió hablar con Luis Palacios que en aquel momento era subsecretario del Ministerio del Interior. Ese señor Palacio consiguió una entrevista a través del Coronel Rualdés del ejercito a la que fueron mis dos abuelos. Por eso cuando lo secuestran a mi tío en mayo de 1977 mi abuelo va de nuevo a verlo. Ya había ido y le pregunto por mi padre. Después de eso mi familia paterna nunca más fue a verlo, simplemente cada tanto llamaba y preguntaba por mi mamá. Querían saber si tenían algún contacta. En diciembre de 1976 mi madre logró irse del país con nosotros dos. Entonces, con mi abuelo en mayo 1977 fueron a verlo al Coronel Rualdés y le empezaron a preguntar por el departamento porque figuraba a su nombre y mi abuelo negaba que conociera ese departamento, lo cual era cierto.
SR. PRESIDENTE.¿ Pero si estaba en el registro es porque había firmado la escritura.?
SRA. MERBILHAA.- Si, pero nunca había estado, creo que ni siquiera sabía donde estaba.. Entonces Guglielminetti le empezó a decir a mi abuelo que le convenía vender el departamento y mi abuelo decidió venderlo. Para eso lo llevó varias veces al departamento y ahí mi abuelo pudo constatar que tenía una cadena del ejercito, habían volteado la puerta. Luego de eso, Guglielminetti le pidió dinero para arreglar la puerta, y mi abuelo le dijo que en ese momento no tenía. Entonces, le dijo que fuera a los dos días al Primer Cuerpo del Ejército a dejar el pago del costo de la puerta arreglada. Cuando mi abuelo se presentó, Guglielminetti no estaba. Mi abuelo preguntó por él , llamándolo Guastavino. Ninguno de los soldados sabía quien era, hasta que dijieron es Guastavino. Ahí se enteró que Guastavino era Guglielminetti . Además lo reconoció en una foto. Mi abuelo pagó el dinero, pero a cambio pidió la llave y no se la dieron. Ellos ya tenían la nueva llave del departamento. Guglielminetti había ido a Mar del Plata con Ruano eso lo recordaba perfectamente mi abuelo, que fue el que firmó el boleto de compra venta del departamento de Vicente López. La venta del departamento se hizo en la escribanía Hirschi , de La Plata. Cuando mi abuelo va a firmar la venta, el nombre que ya figuraba como comprador no era el de Ruano, sino que era el de Mario Murador. Consta en un documento y, además, habían cambiado el valor del departamento. A la vista de él hicieron un negocio en el medio, y el precio era muy poco. Mi padre recuerda que eran casi tres mil pesos de los cuales se restó el pago de la puerta, y además un año de expensas, que era la deuda desde el allanamiento del departamento y la venta, desde mediados de 1976 hasta fines de 1977. Guglielminetti, después de la venta, nunca más se comunicó con mi abuelo y le dijo: “De esto no diga nada, por que va a aparecer en una zanja”. Después de eso mi abuelo siguió haciendo averiguaciones.
Dr. SCHIFFRIN.- En este departamento que fue objeto de esta venta extorsiva habían vivido primero sus propios padres.¿ Después vivió alguien más?
SRA. MERBILHAA.- No, fue allanado. Nadie más vivió ahí.
Dr. SCHIFFRIN.- Eso es un punto que quedaba oscuro en la declaración.
SRA. MERBILHAA.- Mis padres vivieron hasta que fue allanado. Ellos, por casualidad, entraron al departamento y el portero les dijo que se fueran porque estaba el Ejército. Lo salvó el portero del edificio. Después de 1983 mi abuelo se conectó con Luis Farías , que había estado en el campo de detención clandestina “El Vesubio”. Lo había visto a mi tío, porque mi tío había sido secuestrado junto con tres personas: Capello, una mujer, de apellido Marquéz y el hijo de ésta ,Pablo Miguez, que tenía 13 años. Ese niño está desaparecido. En marzo de este año en un diario se publicó un extenso relato acerca del calvario de ese niño, desde “El Vesubio” hasta otros campos de detención, terminando en La Esma. La última persona que lo vio fue la periodista Pastoriza, que fue la que escribió el artículo en el diario. Fue fácil la tarea acerca de cómo había sido secuestrado mi tío junto con este chico. Algunos datos figuran en la CONADEP. Fue visto en “El Vesubio” por Cecilia Ayerdi, con legajo en la CONADEP n? 961, por Luis Farias por Juan Farias y por Javier Antonio Casareto . Con respecto a mi padre, fue secuestrado el 14 de septiembre de 1976, y a mediados de octubre tuve noticias de que había sido visto en Campo de Mayo. Esto lo sabemos por una chica norteamericana, llamada Patricia Erb, que había estado con él en Campo de Mayo, que en ese momento tenía 19 años. Por las presiones del gobierno de los Estados Unidos ella fue liberada. Su padre era un religioso norteamericano. Ella hizo una declaración en inglés - la tengo en mi poder y luego la voy a adjuntar-, donde lo nombra a mi padre.. Ese es el dato concreto que tenemos. En algún momento trascendió que un soldado, un “colimba”, lo había visto en enero de 1977. Ese dato lo había conseguido un amigo de papá que también está desaparecido, llamado Alfredo Cutuli.
Dr. SCHIFFRIN.- Usted está dando una cantidad de datos, que son referencias a hechos, que no cayeron bajo el dominio de sus sentidos. Quiénes son los que se la relataron?
SRA. MERBILHAA.- Mi abuela Munitis, mi madre y mi tio paterno.
Dr. SCHIFFRIN.- Y de otros testimonios que también se han mencionado...
Dr. DURAN.- Usted acompaña testimonio de la escritura del departamento?
SRA. MERBILHAA..- No, porque la escritura nunca la tuvo mi abuelo.
Dr. SCHIFFRIN.- Nunca le entregaron la escritura?
SRA. MERBILHAA.- Nunca tuvimos la escritura.
Drl DURAN.- Quien fue el comprador?
SRA. MERBILHAA..- Mario Munides , que es el que firma el boleto de compraventa es Rusi, por un valor menor. Aquí tengo el número de la escritura, es el número 78.
Dr. SCHIFFRIN.- Hay que consignar los datos que se tengan de la escritura para que nosotros la podamos hallar.
SRA. MERBILHAA.- Tengo una factura de gastos por la venta del departamento a nombre de un escribano Hugo Hirsch.
Dr. DURAN.- Su abuelo había visto el departamento?
SRA. MERBILHAA..- No, nunca.
DR. SCHIFFRIN.- Usted dijo que había ido con dos tíos a ver a Rusoni.
SRA. MERBILHAA..- Mis tíos acompañaron a mis abuelos, pero no entraron a hablar. Que no tiene nada más que agregar con lo que se da por finalizado el acto, previa íntegra lectura que el Sr Secretario da de la presente, ratificándola en un todo por ser el fiel reflejo de sus dichos, luego del Sr Presidente, Dr Leopoldo H .Schiffrin . y Jueces, Dres Alberto R. Durán y Julio V. Reboredo ; al igual que los demás intervinientes en el acto y mencionados al comienzo de ésta y por ante mí, de lo que doy fe.-